domingo, 20 de mayo de 2012

AFORISMOS

Antonio J. del Puig

Cuentan que un poco antes de la IIª Guerra Mundial, un avispado hombre de negocios norteamericano compró en Florencia, a elevado precio, una tela de Tiziano para su colección. Supuso que iba a tener problemas en la fornera. Así que contrató a un pintamonas para que pintara sobre el lienzo un horroroso cuadro de arte moderno. Lo llevó a un restaurador de París para que rascara el óleo fresco y recupera el cuadro original. El restaurador así lo hizo, pero no satisfecho con su trabajo, siguió rascando y encontró un retrato de Mussolini.

La moraleja de esta corta historia es que se debe tener cuidado con el Arte. Es como una amante infiel, como una bella hetaira que te pide todo sin estar seguro nunca de si se va a recibir algo a cambio.



De su libro: "La ciudad en llamas"



Antonio J. del Puig, Página oficial

© Antonio J. del Puig. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

2 comentarios:

  1. Me gusto mucho la literatura, excelente entrada amigo si quieres conocerme pasate por mi blog http://desarrolloindependiente.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me alegro que te guste la entrada. Me pasar por tu pagina. Saludos

    ResponderEliminar